; En invierno la matanza del cerdo suponía una ayuda importante para la economía doméstica

Es tiempo de la matanza del cerdo en la posada de Clotilde, como en la mayoría de casas de mi pueblo. En la época de mi juventud, la economía  domestica estaba basada en la autosuficiencia. El corral, el huerto y la buena administración de la mayoría de las mujeres; hacían realidad cada año la fabula de la cigarra y la hormiga. Almacenaban durante todo el año los productos que cada estación del año nos proporcionaba, así en verano el huerto, hacer conservas con todos los productos del  huerto nos aseguraba comer verdura en el invierno; el corral, el corral era otro punto clave de abastecimiento,  conejos, pollos, huevos de las gallinas, patos, pavos, cerdos….estos durante todo el año.

El recurso principal era la matanza del cerdo, suponía  y supone mucho trabajo pero te llena la despensa:  morcilla, embutidos:chorizo, salchichón, longaniza, sobrasada, lomo embuchado, los perniles (el jamón del cerdo),» la conserva».

La conserva se hace con las costillas, el lomo y las longanizas que hemos hecho con la carne del cerdo; después de estar en salmuera y  oreada unos días,  se corta y se frie,  en la sarten de freír se añade un trozo de  patata ó manzana, conserva el aceite mas tiempo limpio,  absorbe los posos de la fritura. Se añade igualmente al aceite unas hojas de laurel y una cabeza de ajos.

Una vez frita se deja enfriar en un  lebrillo y cuando esta fría,  al día siguiente se pone en una tinaja con aceite y así se conserva todo el año. Antiguamente,  la familia que no tenía posibilidad de conseguir el aceite, derritiá las mantecas del cerdo con las que que freían los trozos de conserva. Le daban  a la manteca el uso del aceite.

La conserva se empezaba a comer en la  época de la siega. Cuando se trillaba con el trillo y mas tarde con la trilladora. Los hombres estaban en la era todo el dia. Cuando era la hora del almuerzo, comida y merienda, las mujeres ataviadas con sombrero de ala grande y/ó pañuelo a la cabeza y manguitos en los brazos, porque en aquellos años no era la moda de estar morena, sino mas bien blanca,   acudiamos a la era con la cesta de mimbre y manteles  donde se disponía la conserva, tortilla de patata, pimientos fritos y   tajada blanca que salia de los blancos del cerdo; una comida exquisita y para los hombres que trabajaban duro en la era trillando, amontonando la parva y mas tarde ablentando y replegando el grano y la paja,  era la comida perfecta. 

El aprovechamiento del cerdo suponía tener la despensa y el granero lleno,  no hemos terminado; con la manteca  y las chichorras, que  son los diminutos trozos de carne que quedan al derretir la manteca, se hacen tortas, tortas de chichorrras,  buenisimas, las veo….., y si me empeño un poco mas puedo verme cogiendo la torta de la artesa y poniéndola cerca de la cocinilla unos minutos para que estuviera realmente con todo su sabor…., y a merendar.

RECETA:

INGREDIENTES

Trozos de lomo semiseco, o seco al gusto

INGREDIENTES

INGREDIENTES CONSERVA- MATANZA

Trozos de costilla de cerdo seco o semiseco al gusto

Trozos de longaniza casera seca o semiseca al gusto

Aceite de girasol, ajos, laurel, manzanas o patatas.

Se pone al fuego la sarten con un trozo de manzana ó patata. Cuando el aceite este bien caliente, (Se añaden las hojas de laurel y los ajos que se irán cambiando). Se echan los trozos de lomo, de pocos en pocos.  Dando vueltas con la rasera y en unos minutos fuera; el lomo no admite mucho fuego de lo contrario se pondrá seco ó jasco.

Una vez frito el lomo se fríe la costilla y por último la longaniza

Se deja enfriar en el lebrillo. Al día siguiente se pone en la tinaja; mezclando los ingredientes al gusto y por último se cubre de aceite.

Se deja reposar un dia y se ojea la tinaja de nuevo. A veces el nivel de aceite a medida que se va reposando se baja y pueden quedar algunos trozos sin cubrir; mas tarde habria que tirar.

En mi casa, mi madre para hacer el cate de la conserva el dia que se hacía; en el aceite de hacer la conserva se freian unas patatas cortadas en rodajas gruesas. Quedan esponjosas y acompañadas con un huevo frito……. ya puede nevar, no os parece?

Share