INGREDIENTES:

HUEVOS

PATATAS

ACEITE

AJOS

(Todos los ingredientes  al gusto y según el número de comensales, pero hay que ser generoso, sobre todos con los huevos)

ELABORACIÓN

Se pelan las patatas y se cortan como si fueran para tortilla.

Separamos las claras de las yemas.

Batimos las yemas  y las claras se suben a punto nieve, y reservamos.

Se ponen a calentar el aceite de oliva y echamos los ajos cortados a trozos. Cuando el aceite este caliente se echan las patatas y se baja el fuego para que se frían  pochadas.

Una vez que las patatas están hechas, se sacan a la cazuela  escurriendoles bien el aceite,  inmediatamente se mezclan con la yema.

Seguidamente  en el aceite de freír las patatas, freímos las claras que tenemos  a punto nieve, a medida que vamos friendo clara la añadimos a las patatas.

Por último, mezclamos los ingrediente en la olla, y lista para servir.

Es un plato que llena bastante,  se puede acompañar con una buena ensalada mediterránea,  tomate, pepino  y ensalada del huerto, con sabor especial por ser del huerto de Juan. Rociado todo ello con un buen vino tinto.

NOTA.

 Todos los años  hacemos esta receta en las fiestas de Agosto, nos reunimos todos los amigos en la posada, mientras hacemos la receta compartimos un vino y hablamos de los temas que tenemos pendientes de todo el año porque no nos vemos. Cuando el plato esta listo nos sentamos a la mesa y acompañamos los huevos rotos, con un plato de escabeche de conejo y pollo, y en lugar de vino, nosotros los sustituimos por una copa de sangría. Sangría que hacen unos amigos (Miguel y Emeren)  que todos los años nos acompañan en la Posada para esas fechas, no puedo compartir los ingredientes de la Sangría, mi amigo solo habla francés y  además de que no nos entendemos muy bien, tiene un secreto que de momento no está dispuesto a compartir.

Buen provecho.